Butlletí digital de Tavernes de la Valldigna


dimecres, 27 d’agost de 2014

Vist a la premsa: I així duguem 8 mesos

El retén de Tavernes sufre un retraso de cuatro meses y carece de fecha de apertura

Instalaciones destinadas al retén de la Policía Local de Tavernes de la Valldigna. :: lp

  • El consistorio paga 3.000 euros al mes por el alquiler de un inmueble que no está en marcha pese a que el contrato se licitó en enero



Los trabajos de adecuación del nuevo retén de la Policía Local de Tavernes llevan un retraso de cuatro meses y aún queda bastante para que esté todo listo. Quien pase por la carretera que cruza la capital de la Valldigna no sería capaz de adivinar dónde debería estar ya en marcha el nuevo centro neurálgico de la policía vallera.

Se anunció que en mayo estaría ya operativo el nuevo cuartel de la Policía Local, pero el mes de agosto se acaba y todavía no hay una fecha clara que marque su puesta en funcionamiento.

En las dependencias que alojarán a la Policía Local, aún se pueden apreciar los carteles de la tienda de muebles que antaño hubo en esta nave de la Avinguda de la Valldigna.


En las últimas semanas se han visto a operarios municipales en la zona, ya que se deben trasladar todos los teléfonos y demás servicios, así como la comunicación con el 112.

El nuevo retén fue impulsado por el gobierno municipal con la idea de concentrar los servicios policiales y de grúa en la Vall.

En un pleno extraordinario se acordó destinar 120.000 euros para acondicionar el local y adaptarlo a las necesidades que deben tener unas dependencias policiales.

Sin fecha de apertura


En marzo se afirmó, por parte del ejecutivo, que en mayo estaría operativo el retén, pero hasta ahora no ha habido más novedades y no hay una fecha clara sobre la puesta en marcha del nuevo acuartelamiento.

LAS PROVINCIAS ha tratado durante varios días de contactar con los concejales encargados del acondicionamiento del local, pero no han contestado a sus preguntas para saber la nueva fecha de puesta en marcha. El Ayuntamiento de la Vall está pagando más de 3.000 euros mensuales por el alquiler de este inmueble que aún no ha entrado en funcionamiento, pese el contrato se licitó en enero de este año.

El consistorio firmó un contrato de alquiler sin opción a compra por valor de 196.000 euros para cinco años, lo que supone un pago mensual de 3.266 euros en concepto de arrendamiento del local.

Depósito de la grúa

La idea del ejecutivo local es que en estas mismas dependencias se aloje el depósito de la grúa municipal, para así evitar el gasto que suponía abonar este servicio que se prestaba por parte de una empresa externa.

El contrato de grúa venció hace unos meses, pero se prorrogó para seguir ofreciendo el servicio mientras se ultima el nuevo retén. El servicio de depósito de vehículos será municipal, pero ahora deberá valorarse si el servicio de retirada de vehículos con grúa se hace con medios municipales o se licita un concurso.

Los despachos de la Policía local, el parking de coches policiales y el depósito de la grúa municipal estarán unificados en estas instalaciones de la Avinguda de la Valldigna.

El retén contará con más de 400 metros cuadrados para oficinas y despachos, 400 metros cuadrados para los vehículos policiales y depósito de grúa, así como más de 200 metros cuadrados más al aire libre para que puedan aparcar los usuarios que acudan a estas dependencias.

El espacio de oficinas estará formado por una recepción, cinco despachos, dos almacenes, aseos y una sala de reunión para 30 personas.

El gobierno defendía que el ahorro del alquiler del depósito de grúa permitirá amortizar los costes de alquiler del nuevo cuartel, aunque desde la oposición se cuestionaba esta posibilidad al no existir ningún estudio económico.

Además criticaban que los 120.000 euros de acondicionamiento de los locales no repercuten en ninguna instalación de titularidad municipal.

En el proceso de licitación de locales para acoger las dependencias de la policía concurrieron varios locales de la población.

Al final predominaron las instalaciones de la Avinguda de la Valldigna, al considerar que era de gran importancia tener el retén en la misma carretera que cruza toda la población.

En la actualidad las dependencias de la Policía Local están en la Casa Consistorial. En la entrada del ayuntamiento está la recepción, mientras que los vestuarios y despachos están en el sótano. Mientras, en la última planta, están ubicadas las oficinas administrativas.

Al reagruparse toda la policía, se espera ofrecer una mejor atención al ciudadano y quedará más espacio en la Casa Consistorial de Tavernes de la Valldigna.

2 comentaris:

  1. Tirant 3000 € al mes a la basura i famílies de Tavernes sense poder menjar, molt fort!! Si t'inguera un poc de vergonya en volta de la cara ben dura el Sr. Jordi Juan dimitiria, però tots sabem que no ho farà, si no de que viuria ell?

    ResponElimina
  2. Alguna explicació ha de donar el socialiste Borràs. Exprimir impostos als veins, retallar subvencions a asociacions, reduir serveis,.... per tirar 3.000€/mes a la basura i 120.000€ arreglant un local que no és de l'ajuntament és despilfarrar els diners de tot el poble.
    L'alcalde o Borràs han de donar explicacions inmediatament. Estos son els transparents? Estos son uns sinvegüenses que estàn asfixiant al poble.

    ResponElimina

Escriu el teu comentari