Butlletí digital de Tavernes de la Valldigna


dimarts, 25 de novembre de 2014

NPR Partit Popular: el desgobierno insensible del bipartito de Tavernes

El Partido Popular ve otra clara muestra de desgobierno en la programación que ha previsto el consistorio de Tavernes con motivo del Día Internacional contra la Violencia de Género.

En una misma tarde, se han previsto dos actos, uno bajo el amparo del Bloc y otro del PSOE.

Resulta absurdo atacar la violencia de género sin una unión de esfuerzos por parte de un gobierno que debería dar ejemplo y no lo está haciendo. Cada socio de gobierno va a la suya y el alcalde, Jordi Juan, sigue sin ser capaz de poner orden en su cortijo político.

El Partido Popular quiere mostrar públicamente su rechazo a cualquier tipo de violencia de género, ya sea física, verbal, emocional e incluso económica.

El Grupo Popular considera que el gobierno no está dando ejemplo y no es capaz de unir esfuerzos en actividades que pretenden concienciar contra la violencia machista. Son iniciativas en las que debe primar la unidad, y no un afán electoralista como está sucediendo. Cada socio de gobierno busca sus fotos y el alcalde muestra otra vez que con tal de hacerse una foto es capaz de pasar por encima de quien sea, incluso sus socios de gobierno.

Ahora, a pocos meses de las elecciones, Jordi Juan quiere hacer todos los deberes que no ha cumplido y redobla actos sin motivo. El gobierno de Juan ha hecho el mayor retroceso en la lucha contra la violencia de género en los últimos años en Tavernes. Él y su grupo no prestaron ningún tipo de apoyo al Proyecto Iceberg que se puso en marcha en la pasada legislatura.

El Proyecto Iceberg era pionero en Europa y contaba con el apoyo de la Unión Europea. Consistía en aglutinar representantes de la sociedad civil que trabajaban coordinadamente con los cuerpos de seguridad para ofrecer apoyo contra la violencia de género.

Más de treinta personas de todos los sectores civiles de Tavernes estaban en este proyecto. Con la llegada de Juan a la alcaldía se dejó de prestar atención a este grupo y así se acabó con el y con una iniciativa pionera. Ahora le vienen las prisas a Juan por dar una imagen sobre la violencia de género, cuando en realidad este trabajo ya estaba hecho y él es el responsable de haberle pasado el rodillo y acabar con el Poryecto Iceberg. Se perdió la estructura montada ya y ahora se vuelve a empezar. Y todo por no querer seguir una buena iniciativa que fue fundada con el Partido Popular. No se entiende cómo se puede ser tan cínico de haberse cargado un gran proyecto que ya estaba funcionando en Tavernes y ahora querer ser el adalid contra la violencia de género.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Escriu el teu comentari