Butlletí digital de Tavernes de la Valldigna


dimarts, 9 de desembre de 2014

Vist a la premsa: Ens esperen uns nadals de debat



La inversión de 870.000 euros es para una pista de atletismo, un taller de discapacitados, la regeneración del lago de la Goleta y señalización. El rechazo del PSPV a los presupuestos planteados por Compromís amenaza la estabilidad del gobierno.

La estrategia política marca estos días la actualidad de Tavernes. La comisión de Hacienda celebrada el jueves ha dibujado un panorama muy próximo a la ruptura. El alcalde de Compromís, Jordi Juan, se queda solo en el punto de los presupuestos de 2015, ya que su socio de gobierno, el PSPV, se ha posicionado en contra. Este episodio vuelve a amenazar la estabilidad del ejecutivo.

Compromís quiere aprobar ya en el pleno el documento económico más importante del año. Para los nacionalistas es un gesto de responsabilidad, pero para el resto de fuerzas políticas es una muestra de «totalitarismo» de Compromís al haberse celebrado sólo una comisión para tratar los presupuestos y no dar opciones a presentar enmiendas de no ser en el pleno extraordinario que se ha convocado para el miércoles.

El ejecutivo pide 50.000 euros más para el retén policial

Juan sabe que las cuentas que ha confeccionado su partido saldrán adelante. Si no en el pleno, en Junta de Gobierno nada más entrar en 2015. Aunque para ello le pueda costar la quiebra definitiva de su gobierno.

Es más que probable que en el pleno no prosperen los presupuestos que presenta el grupo nacionalista. Aún así, la ley permite que esta propuesta presupuestaria pueda aprobarse al año siguiente, es decir, en unas semanas, con la mayoría de la Junta de Gobierno que ostenta Compromís respecto a sus socios del PSPV.

Juan retiró al edil socialista de Hacienda, Víctor Borràs, las competencias para presentar el presupuesto y convocar la comisión para tratarlo. Los socialistas expresaron públicamente su rechazo al presupuesto que aportaba Jordi Juan al considerar que no incluía proyectos prioritarios para la ciudad y confeccionar unos presupuestos electoralistas. Borràs señaló: «No estamos a favor de este presupuesto. Hemos hechos propuestas que no han sido atendidas. Es el presupuesto del Bloc y no son fruto del consenso».

El líder socialista adelanta que presentará enmiendas en el pleno y si no son atendidas votarán en contra del pliego presupuestario.

Juan ha defendido los presupuestos, por lo que un nuevo enfrentamiento con sus socios de gobierno podría degenerar en que el pacto saltara por los aires. En la memoria de alcaldía, el primer edil defendía el equilibrio presupuestario y aseguraba que recogían peticiones del resto de partidos. Consideraba que atendían las necesidades de la ciudad.
Esa afirmación no es compartida ni por el PSPV ni por el PP. Todos coinciden en que Jordi Juan ha desatendido dos solicitudes del resto de partidos con representación en la Vall.

Salvo Compromís, todos los partidos pedían más comisiones para poder tratar con detalle los presupuestos, analizarlos, estudiarlo y ofrecer propuestas antes de llegar al pleno.

También reclamaban al líder nacionalista que convocase el pleno a partir del 16 de diciembre, dado que un concejal se incorporaba en esa fecha tras estar unos días fuera de la ciudad. Ninguna de esas peticiones ha sido atendida por el alcalde nacionalista.

Con todo se prevé que los presupuestos puedan ser votados en contra, lo que no cambiaría nada, ya que en pocas semanas el alcalde podría aprobarlos con la llegada del 2015 mediante una Junta de Gobierno en la que Compromís tiene mayoría frente al PSPV.

Memoria de alcaldía

El primer edil ha facilitado su memoria de alcaldía donde menciona que el presupuesto que propone para 2015 asciende a 15.206.700 euros. De esa cantidad, el gasto de personal asciende a 7'1 millones de euros y supone el 47% del presupuesto. Juan señala que se destinarán 868.000 euros a realizar inversiones, entre las que destacan 120.000 euros para la señalización viaria, 50.000 euros para las obras del retén de la Policía Local, 90.000 euros para la construcción de nichos, 120.000 euros para regenerar la Goleta, 110.000 euros para una pista de atletismo, 67.000 euros para gradas y vestuarios del Vergeret, 20.000 euros para pasarelas de la playa o 30.000 euros para asfaltar calles.

Además contempla 100.000 euros para el taller ocupacional de Adisva o 700.000 euros para la segunda fase del colector de la playa.

El gasto de limpieza bajará de 1'7 millones a 1'4 y se mantienen los convenios con todas las asociaciones salvo con la Unión Musical, que de 27.000 euros pasa a 38.000 euros y el Sindicat de Regs que de 8.000 euros sube a 16.000 euros. Del presupuesto 1'5 millones se destinarán al pago de préstamos con entidades bancarias.
 

2 comentaris:

  1. En la Cotorra diuen que no es pot aprovar en Junta de govern, que això sols pot ser en any de pressupost prorrogat.
    Com quedem,poden o no poden?

    ResponElimina
  2. el ultim any de legislatura i va i te 868.000 euros per a inversions, tot el que no han fet en 4 anys ho faran ara

    ResponElimina

Escriu el teu comentari